Pollerías (febrero)

Por Martín Ballonga

  Un éxito sin igual del Pollo Urbano! Una sección  con píldoras, runrunes y comentarios que nos llevaran por pequeñas pistas a caminos de interés asegurado para nuestros lectores ¡No te pierdas esta sección!

Alfonso Azcona fue, sin duda, el gran olvidado del programa “Vuelta atrás” que emitió la televisión autonómica de Aragón  dedicado a los teatreros aragoneses. Un importante fallo de documentación todavía más incompresible  cuando el afectado está vivo y coleando y en estas mismas páginas polleras el responsable de dicha documentación (que imaginamos que cobrará por ello) podía haber obtenido, gratis, una “cuasi biografía” (http://www.elpollourbano.es/entrevistas/2018/05/dionisio-sanchez-entrevista-a-alfonso-azcona-vii/) del más importante director de teatro aragonés de los últimos tiempos. De nada, chaval.

  Ana Botín, presidenta del Santander, que también presidió un banco en el Reino Unido, lo consiguió. Muy pocos más lo han logrado, con la obligada excepción de los diferentes presidentes del gobierno y, con frecuencia, con connotaciones negativas. Infinidad de directivos del Ibex pagarían con muchísimo gusto –algunos, de hecho, lo intentan- por aparecer y ser elogiados en la primera página del diario británico ‘Financial Times’, considerado como la biblia del capitalismo liberal europeo.

  Tomás Guitarte, el único diputado de Teruel Existe, lo ha conseguido después de apoyar a Pedro Sánchez en la investidura. A mediados de enero, el periódico británico salmón –sus páginas son de ese color como la de los diarios españoles ‘Expansión’ y ‘Cinco Días’, que copiaron la fórmula- incluía en su primera página una fotografía, a una columna, de Guitarte. Y en la página 3 fue el protagonista absoluto.

  Daniel Dombey, corresponsal del periódico en Madrid, firma una larga información titulada ‘La furia de la derecha cae sobre el solitario diputado que apoya a la izquierda española”. Y explica la historia de Teruel Existe y sus reivindicaciones. Incide, sobre todo, en las críticas, amenazas y denuncias de traidor recibidas por el diputado turolense antes y después de votar a favor de Sánchez. La información habla de un Teruel “medieval en el este de España, que también es un misterio para muchos españoles”.

  Cita a los “amantes de Teruel”, que Ernest Hemingway enviaba crónicas desde ese frente durante la guerra civil o que allí nació Luis Buñuel.  Guitarte, con su apoyo a Sánchez –tan criticado como alabado- y a un gobierno de coalición de izquierdas, ha recibido el aplauso inesperado del ‘Financial Times’ y ha hecho el envidiado e insólito viaje desde Teruel hasta el corazón de la city financiera londinense a bordo de su buque insignia. Increíble.

  Esperemos, en cualquier caso, que Pedro Sánchez y Pablo Iglesias no terminen a picotazos, como siempre han acabado los gallos de la granja común, mientras el buitre les acecha. El gallo de pelea y el de los fuertes espolones, como en la fábula, ahora se turnan para cantar por las mañanas, creyendo que el día llega para oírles.

  Por su parte, Pablo Echenique ve un “honor y un desafío” ser portavoz en el Congreso. Frenos rotos, autos locos. O sillas de montar calientes…

  Miguel Ángel Oliver, periodista reconvertido en jefe de prensa de Pedro Sánchez, ha tenido la desvergüenza de criticar a sus antiguos compañeros por tener “una tendencia enfermiza por preguntar” a su señorito, comportándose como “tertulianos que nada tiene que ver con la información”. ¡Parece mentira que haya sido periodista!

  Un pequeño volumen sobre el ministro aragonés Francisco Tadeo Calomarde (1773-1842), editado por Libros del K.O., acaba de dar a luz. Lo escribe el ínclito Sergio del Molino, el de la España vaciada. O vacía, que no queremos líos con el susodicho. Calomarde, la cosa está que arde.

  Se acaba de publicar también el libro ‘Las letras de Sergio Algora’ y un vinilo de su grupo ‘Tras el Francés’. Aunque al mono lo vistan de seda… mono se queda. Va por ti, Aloma. ¡Qué mona!

  Tiene bemoles que venga un cineasta oriental a nuestra destartalada Europa, la gloriosa tierra de Shakespeare, Cervantes, Goethe, Leonardo da Vinci, Mozart, Montaigne, Renoir, Buñuel y tantos otros, a darnos una lección de humanismo como el que prodiga película tras película el artista nipón Hirozaku Koreeda. No se pierdan ‘La verdad’, estrenada recientemente en los cines zaragozanos.

  Javier Tebas sigue a la suya. Si presume de haber puesto fin a la corrupción en el fútbol español, ahora anuncia que ha puesto fin a los efectos del cambio climático, porque nada más empezar el año limpió unos plásticos en el galacho de Juslibol. De Tebas al cielo.

  Y es que después de ocho años y medio de recorrido judicial, ríos y ríos de tinta e innumerables penas de telediario para los acusados, el caso del supuesto amaño del partido Levante-Zaragoza ha quedado en nada. En eso que se llama un bluff. Los 36 futbolistas –entre ellos el zaragozano Ander Herrera– han sido declarados inocentes y solo dos directivos han sido condenados a penas menores por falsos documentos. Algunos de los acusados han cargado contra Tebas, el denunciante. Nadie duda de que en aquel partido pasó algo muy raro –y es verdad-, pero lo que se espera de un dirigente cuando hace una denuncia de ese calado no es que logre hacer mucho ruido con sospechas bien fundadas, sino que presente pruebas que un juez pueda aceptar. A ver si espabilamos.

  Porque después de tanto tiempo, en efecto, la Justicia aún no sabe dónde fueron a parar los casi dos millones de euros que salieron de las cuentas del Zaragoza en vísperas del decisivo partido que disputó contra los levantinos, y en el que el equipo maño salvó los muebles y mantuvo la categoría tras la derrota del equipo valenciano. Habrá que aceptar que el dinero que aquellos días manejaban los jugadores del Levante procedía de los regalos de una boda o de sus padres. Todos absueltos, menos los directivos Agapito Iglesias y Javier Porquera, condenados a unos cuantos meses por simple falsedad documental. Que siga el partido y que la emoción no decaiga.

Artículos relacionados :