El número de personas mayores de 65 años que viven solos asciende hasta los 78.000 en Aragón (Febrero 20)

     Más de 78.000 mayores viven solos en Aragón, de los que unos 53.000 tienen más de 80 años, por lo que la DGA alerta del crecimiento y cada vez más arraigado fenómeno de la soledad no deseada , que ya se considera como un problema de salud pública.

    El asunto de cada vez mayor impacto y coste social afecta especialmente a mujeres, en parte, por su mayor esperanza de vida. A partir de los 80, las personas que viven solas son fundamentalmente mujeres, de hecho, EL 69% del total de los hogares unipersonales de la Comunidad Autónoma son femeninos. El ejecutivo aragonés, a través del Plan Salud 2030, hace hincapié en que el abordaje de una solución para este fenómeno tiene que ser coordinado desde todas las políticas.

    La soledad no elegida , explican desde el gobierno a través de Salud Pública, puede deberse a pérdidas conyugales, familiares o amistades, pero también a la falta de atención recibida ante la carencia de ingresos, la pérdida de autonomía o el propio falso estereotipo que se tiene de la vejez.

    Hay que cambiar el concepto de mayores, no se puede generalizar, hay que recuperar la idea de que hacerse mayor puede ser positivo. En ocasiones los ancianos se perciben como carga en esta sociedad que vivimos.

     Los expertos insisten , que no sólo el aislamiento social afecta al comportamiento y la actitud de la persona , sino que tiene un impacto en su salud física, ya que se modifica, por ejemplo, las hormonas del  estrés y las funciones inmune y cardiovasculares, por lo que tienen  además estas personas la posibilidad de sufrir ansiedad, depresión , deterioro cognitivo, demencia y en los casos más extremos, pueden plantearse quitarse la vida.

   Pero también sufren con más frecuencia abusos y maltratos, insomnio, miedo o una progresión más acelerada de algunas enfermedades cardiacas,  la obesidad, la diabetes o el alzhéimer.

Artículos relacionados :