Algo huele a podrido en el Patronato


Por Dionisio Sánchez

    Something is rotten in the state of Denmark (“Algo huele a podrido en Dinamarca”) es una de las frases más famosas de toda la producción dramática de William Shakespeare, aunque fue pronunciada por un personaje secundario,…

…Marcelo quien junto con  Bernardo y Francisco  eran los guardias de Elsinor, y no por el propio Hamlet, como muchos citan alegremente.

    El contexto de la cita se sitúa en el castillo de Hamlet, poco después de la media noche. Hamlet se encuentra con Horacio en las almenas del castillo (personaje éste que para algunos  críticos representa al público, es decir el punto de vista de los espectadores puesto que es el único que conoce toda la verdad del príncipe y el único que es capaz de susurrarle “….Good night sweet prince”, con todo el equívoco que ello pudiera suponer para espíritus sensibles)

   Esperando  juntos en la oscuridad y proveniente de la parte inferior, se oye el sonido de hombres riendo y bailando con gran estruendo, como consecuencia de la elevada ingesta de alcohol. Hamlet le muestra a Horacio su disgusto por ese comportamiento.

    El posterior desarrollo de la escena, con la aparición del fantasma del padre de Hamlet incluida, no viene sino a ilustrar la decadencia moral del Reino de Dinamarca que Shakespeare nos quería trasmitir. De hecho, la frase original dice, textualmente: «Algo huele a podrido en el estado de Dinamarca». Convierte Shakespeare, pues,  este recalcado  «estado de Dinamarca», en una potente metáfora al establecer que de la misma forma que el pescado comienza a pudrirse por la cabeza, el estado empieza a hacerlo por sus dirigentes, aunque en el caso que nos va a ocupar, serán, seguramente, dirigentes menores y generalmente colocados a dedo, los artistas  de la descomposición.

    Con la llegada de los nuevos equipos al Ayuntamiento de la ciudad se produjeron varios hechos curiosos. Uno  de ellos y no menor, sin duda, fue la singular y apoteósica defensa de la gestión habida en el Patronato de Artes Escénicas y de la Imagen del Ayuntamiento de Zaragoza. Tanta uniformidad en el aplauso no podía ser gratuita y menos cuando las compañías de la ciudad están generalmente a la cuarta pregunta, empecinadas como están –para su desgracia- en glorificar o, al menos, ni siquiera cuestionar, la tarea cultural del concejal/a de turno.

     Veteranos que algunos somos en otear este tipo de vientos emponzoñados, comenzamos a tirar redes al azar las unas y a caladeros más seguros otras.

     Y la ponzoña comenzó a apestar cada vez que de las redes iba saliendo el fruto de la pesquisa.

    Ni cortos ni perezosos, reunimos e informamos  al  Consejo de Redacción del Pollo Urbano de los runrunes, comadreos e informaciones adquiridas y en  ese mismo Consejo  se decidió requerir al Ayuntamiento de la ciudad información suficiente acerca de las contrataciones, los grupos contratados, las fechas, las cantidades económicas adjudicadas a los mismos y, si era posible, los espectadores  que habían acudido a dichas representaciones.

    Aquí pueden ver ustedes la instancia que se dirigió al alcalde.

  De momento estamos ansiosamente esperando la respuesta de los técnicos responsables porque permanecemos  convencidos de que serán sabrosas y que la supuesta correa de generosidad con el dinero público casi seguro que tiene una mano en el retorno. ¡Ójala nos  equivoquemos !

Pero, de momento…“Something is rotten in the Patronage of Performing Arts

 

Artículos relacionados :